Escribir narraciones de terror

Publicado en por Rosa Doo

Escribir narraciones de terror

Escribir narraciones, llámense cuentos cortos o leyendas cortas, no es un trabajo sencillo, pero se puede ir mejorando y aprendiendo con el paso del tiempo. Los cuentos cortos necesitan impactar desde la primera línea y mantener cautivo al lector en cada momento. Las leyendas cortas por su parte, deben contener dentro de ellas cierto tono tradicionalista.

Para poder lograrlo de manera exitosa no están de más algunos consejos:

Lea trabajos de otros autores para observar el estilo y el uso de las palabras. Además mejorará su ortografía.

La inspiración puede aparecer en cualquier momento, lleve consigo donde anotar sus ideas.

Una historia consta de cinco partes: introducción (atrapa la atención del lector), parte central (los eventos principales de la historia), un clímax (un punto de inflexión en la historia provocada por los conflictos entre los personajes), un desenlace (la historia comienza a concluir), y una resolución (un final satisfactorio para la historia en la que se resuelve, o no, el conflicto central).

Para los cuentos cortos, los personajes no tienen que ser tan creíbles. Pero en las leyendas cortas deben tener un tono de realidad. Escriba una lista, con el nombre del personaje y añádale todos los atributos que crea debería tener. Si tiene problemas para crear un personaje, inspírese en personas reales.

Los principales acontecimientos de los cuentos cortos deben ocurrir en un período relativamente corto de tiempo (días o incluso minutos). Para las leyendas cortas, el espacio de tiempo es mucho mayor.

Existen tres principales puntos de vista para contar una historia: en primera persona ("yo". El personaje cuenta la historia), la segunda persona ("tú". El lector se hace personaje), y en tercera persona ("él" o "ella". Un narrador).

Una vez preparados los elementos básicos, realice una línea de tiempo, para saber que debe suceder y cuando.

Comience a escribir. Llame la atención desde el principio. Hágalo brevemente, ya que por tratarse de cuentos cortos y leyendas cortas no cuenta con mucho espacio para contar tu historia.

Sigua escribiendo, sin importar los obstáculos. Deje que la historia fluya con los cambios necesarios. Al terminar la historia, revise y edite.

Etiquetado en cuentos de terror

Comentar este post